Matthew Johnston, Director Ejecutivo de HM.CLAUSE, brinda inspiración a emprendedores agrícolas en el Seminario de la Universidad de California, Davis

USA_2011_Photo-HD-Employees_MatthewJohnston.jpg

En un discurso ante los participantes de la Academia del Espíritu Empresarial de Innovación Agrícola en la Universidad de California, Davis, Matthew Johnston, Director Ejecutivo de HM.CLAUSE, brindó palabras de aliento, sabiduría y precaución en base a sus diferentes experiencias como unprofesional de la industria agrícola.

El seminario de tres días, organizado por el Instituto Child Family para la Innovación y el Espíritu Empresarial de la universidad, estaba dirigido a ayudar a los participantes a explorar la comercialización de tecnología, cubrir los aspectos de la propiedad intelectual, desarrollar estrategias sobre el desarrollo de nuevos negocios, y establecer una red para contribuir a la promoción de sus ideas.

La exposición del Sr. Johnston tuvo lugar durante el último día del seminario y el tema fue la agricultura sustentable. El problema de la sustentabilidad es de suma importancia para la comunidad agrícola, que tiene el tremendo desafío de hacer frente a un crecimiento de la población mundial sin precedente y recursos de tierras y agua potable decrecientes. Teniendo en cuenta dichas restricciones, resulta más necesario que nunca que la industria demuestre innovación y se adelante a los acontecimientos. Durante su exposición, el Sr. Johnston sostuvo que los emprendedores en este espacio necesitan el apoyo y el aliento de los líderes de la industria para fomentar una cooperación multidisciplinaria que puede contribuir a satisfacer los futuros desafíos de seguridad alimentaria. El Sr. Johnston manifestó que “esto requerirá la movilización de todos nuestros recursos y compartir todas nuestras ideas”. Afortunadamente, todo esto tiene lugar en un momento en el que la pasión de los jóvenes por construir un mundo mejor es mayor que nunca. La agricultura resulta interesante a los alumnos que evalúan opciones vocacionales posteriores a los estudios, ya que ofrece una trayectoria profesional atractiva y, al mismo tiempo, brinda a los candidatos la oportunidad  de contribuir a solucionar uno de los problemas más complejos del mundo: cómo satisfacer las necesidades de alimentos y nutrición de más de 9 mil millones de personas en 2050. “Estoy absolutamente convencido de que las personas que eligen la agricultura como una carrera comparten un deseo común de contribuir de alguna manera al mundo y la sociedad”, sostuvo el Sr. Johnston.

Más allá del tema de la sustentabilidad, el Sr. Johnston también habló sobre la innovación y su papel actual y futuro en el sector agrícola. La innovación puede contribuir a la tecnología existente o puede cambiar completamente las reglas del juego. Algunas personas no consideran que la innovación en la agricultura será disruptiva. Esto puede tener que ver con el hecho de que, independientemente de lo revolucionaria de la tecnología, el proceso de desarrollo y adopción de nuevos productos y tecnología es casi siempre un proceso más largo que en otras industrias, lo que genera la ilusión de que las nuevas tecnologías no son disruptivas. Sin embargo, el Sr. Johnston considera que es probable que la agricultura sea testigo de una disrupción en la próxima década, muy en particular en la industria de las semillas. Al contar con tantas personas brillantes concentradas en la búsqueda de soluciones innovadoras, no existe un déficit de buenas ideas. La promoción de nuestras ideas requiere visión, tenacidad, coraje y dedicación. Estas son además las características de las personas que cuentan con un espíritu empresarial. Sin embargo, tal como lo advirtió el Sr. Johnston, no todas las ideas se convertirán en una compañía y no todas las personas con una gran idea serán las que las hagan realidad. Su consejo fue el siguiente: “Tienen que preguntarse si ustedes son capaces de hacer que su idea alcance su potencial. Si la respuesta en negativa, deben preguntarse si están dispuestos a compartir su idea con el objeto de desarrollarla”. Exponer nuestras ideas a nuevas posibilidades tiene diversos beneficios. En el caso de los que están dispuestos a colaborar en el desarrollo de sus conceptos, el Sr. Johnston explicó que es posible mantener un espíritu empresarial en el contexto de una organización más grande. Sostuvo que “en HM.CLAUSE buscamos la promoción de un ambiente que permita a nuestra gente mantener y ejercer libertad creativa. Nuestra estrategia de negocios pone énfasis en la importancia de contar con un alcance global con un toque local. Para lograrlo, nuestros empleados, que están ubicados en todo el mundo, cuentan con la confianza y la capacitación para actuar en interés de nuestros clientes y sus necesidades locales”.

Trabajar para que nuestras ideas se hagan realidad es una iniciativa válida, pero no siempre da los resultados esperados. Afortunadamente, se puede aprender mucho de los fracasos. “Asumir la responsabilidad de nuestros fracasos y errores tiene una importancia fundamental para poder avanzar de una manera positiva”, sostuvo el Sr. Johnston, quien destacó la importancia de asumir nuestros errores y aplicar las lecciones aprendidas a las decisiones y acciones futuras. La clave es acordarse de tener en cuenta las consecuencias de sus decisiones, lograr un equilibrio entre los beneficios de la oportunidad y los riesgos potenciales, y darse cuenta de que el éxito no siempre comienza y termina con usted. Ya sea al mando de una compañía como Director Ejecutivo o como parte de un equipo en el marco de una organización grande, el éxito de una persona dependerá en gran medida de las contribuciones de terceros. “Deben ser capaces de encontrar el éxito y la satisfacción a través de los esfuerzos de los demás, además de los propios. Como ejecutivos, se darán cuenta de que casi nunca son la persona más inteligente en la reunión, pero sentirse satisfechos del éxito y los logros de los demás brindará beneficios a sus compañías y a ustedes como personas”, sostuvo el Sr. Johnston.

MatthewJohnston_800

En pocas palabras, su mensaje para los participantes fue simple: la innovación y el espíritu empresarial tienen una importancia fundamental para el futuro de la agricultura, ya que la industria tiene que hacer frente a enormes desafíos sociales y ambientales, y, por lo tanto, es fundamental demostrar coraje, aprender de los errores, y estar abiertos a la colaboración para que puedan surgir ideas.